TABERNA LOS GALLOS MADRID

losgallosblog

 

Cuando hace 5 años inauguró Puerto Lagasca, su primera taberna, Pepe Caldas nunca imaginó el éxito que cosecharía en un mundo tan nuevo para el como el de la hostelería. Si hoy escribimos este artículo en Kviar.es, es para celebrar la reciente apertura de su nueva “casa”, la Taberna Los Gallos.

Y decimos casa porque este nuevo proyecto en el que se ha embarcado, ocupa toda una casita del Callejón de Puigcerdá, al que se accede por Jorge Juan. Ayudado por la arquitecto Chus Manzanares, es el paso adelante más notable respecto a Lagasca.

Hay 5 zonas bien diferenciadas que aportan altas dosis de versatilidad, pero todo ello con el mismo aire limpio, cálido y elegante, sin perder ese punto divertido e informal. Terraza antes de entrar pero también agradabilísima la de la azotea a modo chillo out, la planta de entrada la preside una gran barra de mármol macael rodeada por mesas altas informales, en la planta principal, donde el comedor, se asoma la cocina sin más separación que una mesa con “cacharreo” de cocinar, y por último, la bodega, con un rollo mucho más industrial y colorido que el resto.

Cómo decíamos, ha sido este casi el único paso adelante porque a pesar de provenir de otro mundo, ya con su primera taberna Pepe obtuvo la fórmula del éxito. Sin saber exactamente cómo. Él es nacido en Tenerife, su acento le sigue delatando aunque lleva en Madrid 35 años. Siempre quiso montar un restaurante en EEUU, él muy español, reivindicando el buen comer patrio “es que allí no hay buenos restaurantes españoles”. Quiso hacerlo en Los Ángeles en 2007, buscó incluso locales, pero finalmente se lanzó en Madrid por razones familiares.

“Entonces fue cuando monté Puerto Lagasca, bastante pequeño, para ir aprendiendo el negocio. Siempre tuve claro el concepto que fue bien desde el principio: producto de primera, cocinado de forma sencilla, joven, con un buen servicio, y mejor precio”.

es cierto que se le da clara importancia al producto, que se presenta perfecto, quizá de una manera más actual, pero sin florituras que tamicen la esencia. “Es una tasca de siempre solo que en bonita”. Croquetas por ejemplo de espinacas, la bechamel perfecta, huevos rotos, salmorejo, ensaladas clásicas pero muy buenas, siempre guiso del día, papas arrugás en honor a su tierra, chuletón fileteado, pescados del día, fritos del sur… Lo de siempre pero de calidad y en un entorno privilegiado.

Los que ya conozcan el local anterior, pueden apreciar que la carta no varía, lo que sí cambia es el horario: de las 12h a la 1h de la mañana horario ininterrumpido. Además, los vinos los encuentras de casi todas las zonas, “buscando el buen precio dentro de la buena calidad” algo que sin duda sigue la máxima de los tiempos que corren.

Curiosidad que no hemos comentado es el nombre “Los Gallos: es en honor a mi familia de Tenerife, los Rodríguez López. 10 hermanos conocidos con este mote porque siempre andábamos cantando y armando alboroto. Allí lo más típico son los motes”.

No hemos comentado el Sambenito que cuelgan siempre a los restaurantes de la zona, el de la clientela femenina, adinerada y ociosa llena de bolsas. Es una pena los comentarios que siempre queden ahí, señoras haberlas las hay, pero va más allá. No os lo perdáis.

 

6 Comments

  • Responder mayo 7, 2012

    Marga Hernández

    Una gran pena, que en este restaurante, ubicado en una de las zonas más pijas y caras de Madrid, que van de finos, exquisitos, “elegantes”, ¿educados?, etc., etc., etc., se permitan el lujo de dejar entrar, por supuesto que sin ellos saberlo, a chorizos, rateros de poca monta, gentuzilla, y otras “especies no deseadas” para que, estando tranquilamente disfrutando de una buena noche, de sus exquisitos platos y degustando sus ricos vinos TE ROBEN DELANTE DE TUS PROPIAS NARICES.
    Si señores, si. Como lo están leyendo: ME HAN ROBADO UNA SIMPLE CHAQUETA DE CABALLERO, DELANTE DE LAS NARICES DE TODOS LOS PRESENTES (CAMAREROS, ENCARGADO, CLIENTES, EL PROPIO PEPE CALDAS…).
    Y lo peor de todo, es que Pepe Caldas, tan “elegante” y tan ¿educado? NO SE RESPONSABILIZA DE NADA. Pero el COLMO es que, NI TAN SIQUIERA, DISPONEN DE LAS OBLIGATORIAS “HOJAS DE RECLAMACIONES” para que puedas dejar constancia de los hechos. Pues perdona Pepe, pero el local lleva abierto muuuuuuuuuuuucho tiempo y si no dispone de dichas HOJAS DE RECLAMACIONES ¿acaso te las han pedido muchos clientes? ¿acaso nunca has dispuesto de ellas para evitar reclamaciones de clientes y asi que no te sancionen?. ¿¿¿?????.
    Son cosas que pasan y no culpo a nadie, pero si pido QUE ALGUIEN SE RESPONSABILICE DE LAS COSAS. Por que lo que queda claro es que SIEMPRE SALIMOS PERDIENDO LOS MISMOS y así nos van las cosas.
    Un saludo, Pepe.

  • Responder marzo 27, 2012

    Mario A`p.

    Completamente de acuerdo con el artículo es más, añadiría que, el trato aunque inmejorable, se acrecenta en tu segunda vista con lo que te sientes, privilegiado.

    ¡Enhorabuena!

  • Responder marzo 21, 2012

    Margaux

    Sí! ha sido genial!! que ganas de cenar en la terraza!

  • Responder marzo 15, 2012

    María L.

    Estuve la semana pasada en Los Gallos. Ya conocía Puerto Lagasca y me gustaba mucho y Los Gallos es genial! Emilio, el encargado es de lo más simpático de los bares de Madrid, al igual que el resto del personal. La decoración es super en todas las plantas y muero por volver a la terracita del último piso!!

  • Responder marzo 14, 2012

    Margaux

    Somos fans (Pablo y yo) de La Taberna Puerto Lagasca y de Pepe Caldas!! qué ganas de probar, por fin, mañana Los Gallos!!

  • Responder marzo 13, 2012

    Rocio

    He estado en Puerto Lagasca y me gustó bastante, pero no tenia conocimiento de esta nueva apertura. La verdad que me ha gustado mucho el artículo, asi que lo probaré proximamente. Después procuraré volver a pasar por aquí y dejar mi opinión. Un saludo!

Leave a Reply